miércoles, 15 de mayo de 2013

EDAD CONTEMPORÁNEA

En 1789 comenzó la Revolución francesa que hizo finalizar la monarquía absoluta e influyó en toda Europa. Los cambios en la sociedad son tan fuertes que los historiadores sitúan en ella el comienzo de la Edad Contemporánea que continúa en el tiempo actual. Esta edad (en la que todavía nos encontramos, y que durará hasta que algún hecho de trascendental importancia haga iniciar una nueva etapa) es muy amplia y con muchos aspectos a desarrollar, por lo que daremos unas pinceladas generales de la misma y, posteriormente, pasaremos a estudiar con detalle cada uno de los momentos importantes de la misma para España. . Las páginas de la Historia de España correspondientes a la Edad Contemporánea puede decirse que están escritas con sangre, porque en este período se han multiplicado a porfía y se han sucedido casi sin intermitencia las guerras exteriores, interiores y coloniales. Cuando en el año 1789 se reunieron las Cortes para el reconocimiento y la jura del nuevo monarca Carlos IV, le propusieron la abolición de la Ley Sálica que había importado Felipe V y tenía por objeto vincular en los varones la sucesión al trono, privando a las mujeres del derecho de primogenitura; pero aunque el soberano acogió bien la propuesta, por ser aquella ley contraria a las costumbres hispanas, es lo cierto que no llegó a publicarse su derogación a causa de los recelos que inspiró al gobierno de Francia y al gabinete de Nápoles, sin presumir entonces que su funesto mantenimiento había de ser con el tiempo la base fundamental de las guerras civiles carlistas que costaron tantas víctimas. Poco después estalló la revolución de Francia y contra ella apareció la coalición de Europa; y aunque España comenzó mostrándose neutral, la ejecución de Luis XVI la obligó a tomar parte en la lucha, hasta que en 1795 ajustó la paz de Basilea, por la que perdió la parte española de la isla de Santo Domingo. Al año siguiente cometió la imprudencia de aliarse con Francia por el tratado de San Ildefonso, viéndose a causa de ello envuelta en una guerra con Inglaterra que costó a España la derrota de su escuadra en el cabo de San Vicente, el bombardeo del puerto de Cádiz y perder la isla de la Trinidad. Dos años después de ultimada la paz entre las tres naciones, se rompen de nuevo las hostilidades entre Francia e Inglaterra, y ambas apremian a España para que se declare por una de ellas; lo hace por la primera, y la segunda derrota en 1805 a las escuadras española y francesa unidas en Trafalgar, pereciendo en esta tremenda jornada el insigne almirante español Gravina y el célebre general inglés Nelson. Coronado en 1804 Napoleón I como emperador de Francia, celebró un tratado con Carlos IV rey de España, por el cual éste le cedió la Luisiana española y aquél se obligó en cambio a dar el reino de Etruria a María Luisa; pero el francés faltó a su palabra. Luego firmaron ambos soberanos en 1807 el tratado de Fontainebleau para invadir Portugal por ser aliado de Inglaterra, repartiéndose esta nación en tres partes, y también faltó Napoleón a lo convenido, pues se coronó rey él mismo y además mantuvo en España un ejército considerable. En vista de los propósitos de Napoleón y del motín de Aranjuez, Carlos IV abdicó en 1808 a favor de su hijo Fernando VII; pero entonces el general Murat vino a Madrid con apariencias amistosas e intenciones siniestras; el joven rey y su padre fueron a Bayona, donde se les hizo prisioneros y se les obligó a abdicar en Napoleón; después se dispuso que marchara a Francia toda la familia real, y al salir los infantes de palacio estalló la ira del pueblo, que al ver a la patria ultrajada y a la dignidad nacional ofendida, promovió los hechos del Dos de Mayo.

LA EDAD CONTEMPORÁNEA

7 comentarios:

  1. Hola maestro, ya lo he leido y estoy viendo los vídeos.

    Samuel.

    ResponderEliminar
  2. Maestro ya he hecho este enlace,he visto el vídeo y he leído el texto.

    Un abrazo.

    Ana.

    ResponderEliminar
  3. Hola maestro ya he leído el texto y he visto un vídeo.
    Un abrazo , Isabel Reyes.

    ResponderEliminar
  4. Hola maestro ya he visto los vídeos y he leído el texto. No he podido comentar antes por que no me dejaba. Un fuerte abrazo.


    Marina :-)

    ResponderEliminar
  5. Maestro,he leído el texto,he hecho el enlace y he visto el vídeo.


    Un beso. Desi.

    ResponderEliminar
  6. Lo he leído, he visto el vídeo, y hecho el enlace, que estaba muy chulo.
    Un besazo. ^-^

    ResponderEliminar
  7. Maestro, ya he visto el vídeo que tenia a medias, ahora veré el que me queda, y leeré el texto.

    Isa P. ^u^

    ResponderEliminar